EL EMBARAZO Y LA DESINTOXICACIÓN DEL TABACO



Una buena parte de las mujeres embarazadas continúan a fumar durante su estado. Bien, por desconocimiento de los riesgos que esto conlleva o por una mala información.

El especialista o la matrona se encargan de bien informar a las pacientes de las posibilidades terapéuticas existentes para dejar de fumar, entre ellas tenemos la acupuntura que ha demostrado su eficacia en numerosas ocasiones.

La acupuntura, cualquiera que sea su metodología de trabajo va a desarrollarse desde una visión global del individuo, ajustando los tratamientos a cada paciente.

Recordemos que la dependencia del tabaco como cualquier otro comportamiento adictivo es un indicador de un trastorno o sufrimiento, corporal, psicológico u social.

Riesgos

- Embarazo ectópico (EE)

Fumar provoca disfunción de los cilios tubáricos, una disminución de la contractilidad de las trompas de Falopio.

En general, fumar aumenta el riesgo de EE en un 75%.

- Los abortos involuntarios espontáneos

La exposición al humo del tabaco provoca una disminución de la secreción de progesterona que puede conducir a abortos espontáneos.

La tasa media de abortos espontáneos se multiplica por 1,5 a 3 en el caso de tabaquismo activo.

El riesgo también aumenta en el caso del tabaquismo pasivo.

- Problemas dentales

Las enfermedades periodontales, gingivitis y periodontitis son de 2 a 7 veces más frecuentes en fumadores. Aumentan el riesgo de parto prematuro o de retraso de crecimiento intra-uterino.

- Accidentes cerebrovasculares y complicaciones pulmonares

- Pielonefritis (Infección del riñón y de la pelvis renal)

- Diabetes gestacional y preeclampsia (Es una hipertensión arterial durante el embarazo que daña a los riñones provocando la pérdida de proteínas por la orina. Si no se controla, sus complicaciones pondrán en peligro a la madre y al feto)

- El hematoma retroplacentario (HRP)

Se estima que el 20-50% de los HRP son atribuibles al tabaco y podrían evitarse con el abandono del hábito de fumar en el primer trimestre del embarazo.

- Tromboflebitis

- Baja inserción de la placenta

Fumar induce hipoxia tisular. Para compensar esto y para aportar el oxígeno necesario para el feto, la placenta se extiende sobre una superficie más grande.

El riesgo de inserción baja de placenta es de 1,3 a 3 veces mayor en fumadoras embarazadas.

- Parto prematuro y sus complicaciones

El consumo de tabaco duplica el riesgo de parto prematuro.

Para las mujeres que han dejado de fumar antes del embarazo, el riesgo

de parto prematuro no aumenta en comparación con las mujeres que nunca fumaron.

- Rotura prematura de las membranas (RPM)

La vaginosis bacteriana es más común en los fumadores, lo que podría explicar una mayor prevalencia de RMP en esta población.

- La cesárea

- Las dificultades de cicatrización, endometritis

- Incontinencia urinaria

El tabaco multiplica por 2,5 veces el riesgo de incontinencia urinaria de esfuerzo, en particular por el riesgo asociado con la tos.

Fumar también reduce las cualidades del cinturón perineo-abdominal, que

también aumenta el riesgo de incontinencia urinaria por esfuerzo y prolapso.

- Hemorragia del parto y parto artificial

- Síntomas ansiosos y depresivos

- Retraso del crecimiento intrauterino

Entre los 4.000 compuestos tóxicos del humo de tabaco, el monóxido de carbono (CO) es el más peligroso para el feto debido a su afinidad por la hemoglobina fetal 450 veces superior a la del oxígeno. Su toxicidad está relacionada con la hipoxia que conlleva.

En el caso del RCIU, su gravedad está directamente relacionada con el grado de intoxicación por el monóxido de carbono del humo del tabaco.

El tabaquismo pregravídico disminuye el peso promedio al nacer. De hecho, éste se reduciría de 150 a 200 g en un recién nacido cuya madre sería fumadora durante todo su embarazo en relación con un recién nacido cuya madre no fumaba.

El riesgo de RCIU es 2,5 veces mayor cuando la madre fuma más de 10 cigarrillos por día.

El tabaquismo pasivo tiene los mismos efectos pero más moderadamente. Se encuentran en este caso, una diferencia de peso inferior de 30 a 50 g en los recién nacidos de las madres expuestas.

- Alteración del desarrollo cerebral que conduce a trastornos cognitivos y psicoafectivos

- El impacto en el bienestar fetal

Para las mujeres que tienen embarazos de bajo riesgo, fumar va a repercutir sobre el bienestar fetal durante el trabajo de parto y sobre el estado neonatal: peso al nacer, puntuación APGAR, pH umbilical disminuido en el caso del tabaquismo y frecuencia cardíaca fetal a menudo está alterado requiriendo más cesáreas de emergencia.

- La muerte fetal en el útero y neonatal

El riesgo de muerte fetal intra-uterino se multiplica por 2 y 10% de las muertes fetales son atribuibles al tabaco.

Con respecto a la muerte súbita del lactante, la exposición al humo del tabaco

podría interrumpir el control central de la respiración del recién nacido.

- Las malformaciones fetales (labio leporino, craneosinostosis, reducción de extremidades, gastrosquisis).


- Asma, enfermedad por reflujo gastroesofágico (RGE), trastornos ORL

La prevalencia de asma se incrementaría en un 21% en el caso del tabaquismo pasivo parental.

- Infecciones ORL y de las vías respiratorias inferiores

Cuando están expuestos al tabaquismo materno, los recién nacidos tienen infecciones más graves.

- Cáncer

El riesgo de cáncer en los niños se incrementaría en un 10% cuando está expuesto al tabaquismo pasivo de su madre en el útero.

Enfoque de Medicina Tradicional China

Dado que el consumo de tabaco es responsable de una triple dependencia física, psicológica y conductual, la acupuntura como medicina, no disocia en ningún momento estos 3 planos, al contrario, nos encontramos con una técnica terapéutica que engloba la totalidad del individuo.

Este enfoque integral de la medicina tradicional china que no va a disociar esta dependencia física, emocional y psicológica, a través de los sabores, la solicitación del acto respiratorio (huxi) o por el poder estabilizador del Hun y Po. El acto de fumar es un acto compensatorio de falta de ser.

El fumar revela un momento de relación con los demás o con uno mismo.

Surgen tres líneas o ejes de pensamiento:

  • El tabaco como sabor.

  • El acto de fumar como inducción del acto respiratorio y quizás de la memoria de la respiración embrionaria.

  • El tabaco como potencia estabilizadora totalmente implicada en la vida psíquica.

Tabaco agrio y amargo

En una cantidad no tóxica, estos 2 sabores nutren la forma del pulmón y el corazón

y compensan ciertas funciones psicológicas.

- El sabor picante nutre la forma del pulmón que en MTC se relaciona a la toma de forma, de encarnación, de reunión y distribución de energías.

- El sabor amargo a través de la función del corazón ayuda a la relación a nivel externo / interno en el nivel del individuo, en la coordinación y distribución de energías y sangre entre el individuo y su entorno en todas sus formas (Alimentos, Respiración, Clima, Tierra, Relaciones conyugales, familiar, social, espiritual ...)

El acto de fumar es poner en juego el acto respiratorio

Creemos que el acto de fumar (de ahí la importancia de saber si hay inhalación) es un modo, como ejercicio, de recordar este movimiento respiratorio fundacional de nuestra autonomía.

El acto de fumar como facilitador de los Hun y Po

Hun y Po evocan lo que se refiere a la mente, a las funciones psíquicas y a la espiritualidad del organismo o incluso de la conciencia.

- El Hun asociado con el hígado está relacionado con la relación con el padre, con el primer aliento, con el nacimiento, a nuestra capacidad de levantarse, de desapegarnos de la madre.

- Po relacionado con el pulmón y está relacionado con la relación con la madre, con el movimiento de la encarnación, a la toma de forma.