Los Cuatro Mares : 四海穴 sì hǎi xué


Los Cuatro Mares

En el capítulo tres del Ling Shu está escrito:

“El hombre tiene el mar de la médula, tiene el mar de la sangre, tiene un mar de la energía y tiene un mar del agua y granos (alimentos), estas cuatros mares, responden a las cuatro mares del universo”


Existe un concepto taoísta, donde se aborda el cuerpo del ser humano de una forma energética, es el "cuerpo paisaje", donde el cuerpo del hombre es a la imagen del país.


Corresponden a cuatro lugares de reunión de energías, abiertas a las influencias del mundo exterior: aire, alimentos, energía ancestral y memoria colectiva.


Para Jean Marc Eyssalet, los cuatro mares son la puerta de entrada del mundo exterior.


Estos mares están asociados de una forma privilegiada a la circulación de las energías y de los líquidos que llevan en si, el principio vital Jing.


Estos mares pueden ser perturbados y desequilibrados por excesos o por defecto energéticos internos o externos llevando a casos de plenitud o vacío.